MENÚ

Un año termina y otro comienza, el Año Nuevo es uno de los días más especiales del año, donde todos buscamos una oportunidad para ser felices. De lo que se puede estar seguro es de que uno acabará recibiendo el Año Nuevo realizando montón de nuevos propósitos. Es un día para celebrar, para bailar, reír y disfrutar de los espectáculos que en cada ciudad se celebran y se hacen inolvidables. Todo ello como es propio de los países que sienten una especial devoción por esta celebración.

¿Qué es el Año Nuevo?

Según el calendario gregoriano, el 1 de enero da inicio el nuevo año. Esta festividad junto con Navidad es una de las más celebradas alrededor del mundo. Pero, quizá, el día de año nuevo es el que plantea menos cuestionamientos religiosos.

El festejo se inicia una noche antes, el 31 de diciembre, en lo que se conoce como Nochevieja, cuando suenan las 12 campanadas. Se hacen cenas, reuniones con la familia y amigos, se brinda, se hacen rituales para que el año que viene sea bueno, próspero y vaya bien. También se realizan propósitos que se esperan cumplirse en los siguientes 12 meses.

Esta fecha es celebrada por todos los países; sin embargo, el día en que se festeja varia, pues en algunos lugares tienen su propio calendario, ya sea por su religión o porque se rigen por un calendario lunar. En China por ejemplo celebran el año nuevo hasta en 3 ocasiones distintas.

Año Nuevo y los símbolos que lo representan

La víspera de Año Nuevo son días de fiesta, se respira en el aire un ambiente de esperanza e ilusión. Además, en muchos negocios hay vacaciones y días libres. Incluso, en los trasportes públicos el horario se ve afectado por el recorte en la jornada a casusa de los festejos.

Y dentro de toda esta celebración, existen ciertos elementos que se han establecido como símbolos del inicio del nuevo año. Por ejemplo, es común que a la llegada de la media noche se brinde con vino o champán. Asimismo, los fuegos artificiales es algo que no puede faltar.

Por otro lado, para dar al tiempo una figura concreta y antropomorfa, se ha creado al Padre Tiempo, una figura mitológica influenciada por Chronos, quien es el dios griego del tiempo, y por el dios celta, Holly, quien representa el año que se va. Es representado en forma de anciano con barba y túnica blanca.

En el otro extremo está la figura del bebé de año nuevo, simboliza el comienzo. La costumbre del bebé, viene desde la Grecia Antigua, por el año 600 a.c. se tenía la creencia de que los recién nacidos simbolizaban el inicio. Con el paso del tiempo otros países adoptaron representar el inicio con un pequeño niño.

Las velas son un elemento importante en esta celebración. Viene de tiempo atrás, cuando se tenía la creencia que el humo que sale de ellas, sería capaz de alcanzar el cielo y por lo tanto las oraciones realizadas en ese momento no solo iban a ser escuchadas por Dios, también serían respondidas.

Sin embargo, al día de hoy, las velas perdieron ese simbolismo religioso y ahora representan alegría, y forman parte de la decoración, e incluso es común encontrarlas en tarjetas de felicitación. De igual manera, otro de los elementos importantes dentro de la decoración para la fiesta de Año Nuevo, son los muérdagos, quienes personifican la buena suerte.

La comida también tiene su simbolismo. En ese sentido, las uvas que se comen a la media noche junto con las campanadas, representan deseos que se cumplirán en el próximo nuevo. Las lentejas simbolizan la prosperidad. Y las granadas se relacionan con la abundancia y fertilidad.

Propósitos de Año Nuevo

Llega el 1 de enero y atrás quedan las celebraciones, las cenas, las fiestas y los regalos. Adelante esta lo nuevo, 12 meses en donde estas dispuesto a cumplir los propósitos que te has puesto. Es común que las personas hagan una lista de las cosas que quieren lograr durante el año.

Entre los propósitos más frecuentes están: perder peso, ahorrar dinero, dejar de fumar, hacer ejercicio, comer mejor, pasar más tiempo con los que se ama, entre otros. Sin embargo, es normal enterarse que tales deseos no se cumplen, pasado un tiempo se renuncia a la tarea.

Para poder llegar a la meta, debe existir un plan de acción para poder cumplir lo que se desea. Es bueno plantear el propósito, pero, cómo vas a lograr llegar hasta el final. Cuando se piensa en un plan se crea seguridad, confianza, se concentra en llegar a los objetivos.

¿Cómo lograr los objetivos de tus propósitos para este Año Nuevo?

A continuación, te enumeramos unos consejos que pueden ayudarte:

  • Se específico en tus metas. No solo digas quiero perder peso, di, quiero perder 10 kilos en el año. Ser específico te ayudará a cumplir los objetivos.
  • Que el objetivo se puede medir, que se pueda ver el avance. Por ejemplo, si tu meta es perder 10 kilos al año, puedes ver los resultados que vas obteniendo, esto te dará motivación para no dejarlo.
  • Debes preguntarte si el objetivo es alcanzable. No se trata de poner metas enormes, sino de pequeñas cosas con las que puedes lidiar día a día. Si, por ejemplo, quisieras pasar más tiempo con la familia, entonces puedes poner un día a la semana para ir a visitarlos.
  • Mira si tus metas son realistas. No es bueno ponerse propósitos que no se puedan alcanzar en el límite de tiempo que te has puesto. Si quieres dejar de fumar, no lo tomes como algo que se puede lograr de la noche a la mañana. Mejor di: 6 meses es lo que me tomará dejar de fumar.
  • Que las metas te resulten excitantes, que te apasionen, es importante. No solo digas voy a ahorrar dinero, mejor di: sí, ahorraré dinero, porque en el verano iré de viaje a conocer un país nuevo. Esto te mantiene motivado y el objetivo siempre está a la vista.
  • No solo pienses en lo que quieres lograr, pues se terminará olvidando o perdiendo entre otros planes. Cualquier objetivo que tengas ponlo por escrito.

Establece estrategias para poder lograr los propósitos, establece prioridades y sobre todo no te satures de metas.

Si tienes demasiados propósitos no podrás centrarte en ninguno de ellos. Y si al final de la jornada no lograste cumplirlas, no te martirices, a veces existen situaciones fuera de nuestro alcance que nos lo impiden. Mejor aprende de lo que paso y vuelve a intentar.

Frases cortas de Año Nuevo

Los festejos de Nochevieja y Año Nuevo, son para disfrutar, para pasar un buen rato y convivir con tus seres queridos. Pero sobre todo es un buen momento para reflexionar, reavivar la esperanza de que un nuevo comienzo es posible. De que puedes alcanzar todo lo que te establezcas. Y hay que bridar por eso. Comparte imágenes con frases de año nuevo.

A continuación te dejamos las 10 mejores frases para este nuevo año.

  1. Un año nuevo comienza lleno de esperanza, que todo lo que venga sea amor y felicidad.
  2. Brindamos por un nuevo año y les deseamos un año lleno de emociones.
  3. Mis mejores deseos para mis mejores amigos en este nuevo año.
  4. Que el año nuevo traiga alegría a vuestros hogares.
  5. El comienzo de un camino lleno de luz, feliz año nuevo.
  6. Comenzar el nuevo año con nuevos sueños, lleno de satisfacciones.
  7. ¡Feliz Año Nuevo! Aunque estemos lejos te sentimos muy cerca.
  8. ¡Os deseamos un Feliz Año Nuevo lleno de éxitos!
  9. ¡Feliz 2018! Un año lleno de ilusiones.
  10. Bienvenido 2018, mis mejores deseos y bendiciones para vuestra familia.

 

También te puede interesar:

Felicitaciones y tarjetas para Año Nuevo
Imágenes para el Nuevo Año

Imágenes con frases cortas sobre Año Nuevo

Te puede interesar también

Pin It on Pinterest