¿Tu hijo tiene mala letra? 8 Pautas para corregirlo

Son muchos los pequeños que aun teniendo un vocabulario amplio y fluido, tienen una mala letra, todo ello además de saber leer correctamente. Los padres nos hacemos una pregunta  ¿a qué se debe que nuestro hijo tenga una legra difícil de leer? ¿Por qué los niños tienen una letra desordenada?

mala letraLa respuesta tiene varias variantes, y todas ellas nos ayudan a entender por qué un niño tiene mala letra. Una de las posibilidades es tener un trastorno de aprendizaje, o estar sufriendo algún problema emocional.

Lo que debemos hacer es localizar siempre la causa de lo que está originando esa mala caligrafía, y siempre dirigiéndonos a un profesional que será quien nos de las pautas a seguir.

El niño puede también pasar un momento complicado emocionalmente y nosotros no darnos cuenta de ello, o haber tenido un desarrollo poco efectivo de sus habilidades motrices.

En cualquier caso, tenemos una buena noticia, tener una mala letra se puede solucionar. A continuación os damos unos consejos para paliar esto.

Pautas que debemos tener en cuenta para corregir la mala letra

  1. Tenemos que identificar lo que está causando la mala letra.
  2. Un trabajo con la motricidad fina y ejercicios con actividades variadas.
  3. El ambiente de trabajo es muy importante para el niño, debemos adecuar ese ambiente, y que el niño se sienta cómodo.
  4. Encontrar actividades para el  desarrollo de la coordinación espacial.
  5. Prestar atención al pequeño para que este mejore su capacidad de comprensión y expresión del lenguaje.
  6. Evitemos que el niño escriba rápido o que presione mucho el lápiz o los colores al escribir. Observemos como dibuja y pinta en láminas como las que compartimos en la web “Imágenes Educativas”
  7. Una buena práctica de escritura es primordial, recomendemos que el niño practique con asiduidad la escritura ayudándonos de hojas con cuadrículas y/o renglones, así como de cuadernos de caligrafíade toda la vida.
  8. A todo lo anterior, siempre tenemos que realizar juegos con ellos, promover actividades divertidas con los niños, encontremos en los recursos como los materiales de lectoescritura una fuente para la practica y ante todo no hagamos que los niños vean estas actividades como un castigo sino como un juego, será la mejor manera de que se vuelva aburrido y monótono.

Enseñemos a los niños que el  tener mala letra es algo que se puede evitar y que de ninguna manera esto implica que sea un mal estudiante o de una persona diferente al resto.

Escribir mal puede ocurrir también en edades adultas y todo pasa por comprender la situación personal anímica que cada persona tiene en ese momento de la vida, afronta el problema y busca soluciones, siempre las tenemos a la vuelta de la esquina.

 

Te puede interesar también

Pin It on Pinterest