MENÚ

La FELICIDAD es un trabajo interno, es una forma de vida, un producto de nuestras propias mentes. Vamos a descubrir cómo ser feliz.

¿Cómo ser una persona feliz y alegre?

Si queremos vivir una vida feliz y no solo sobrevivir, necesitamos aprender cómo ser alegres.  Para ello lo primero que tenemos que hacer es tener un cambio de actitud, de pensamiento y un poco de práctica. Todos los días, tener una actitud positiva y crear buenos hábitos nos ayudará a ser felices. Si piensas de una manera alegre y positiva contestarás a cómo ser feliz.

La felicidad no es un objetivo simple, sino que se trata de avanzar. La felicidad ocurre cuando haces algo con lo que disfrutas y cuando te sientes satisfecho con tu vida. Ser feliz, es un sentimiento de alegría y una sensación de que tu vida tiene sentido. Nadie está alegre o eufórico todo el tiempo, pero algunos individuos están definitivamente más satisfechos o se sienten más afortunados que otros. Algunos estudios revelan que la felicidad tiene poco que ver con la comodidad o las posesiones, entonces, ¿de qué se trata? Es una sensación de bienestar, y que muchas veces se encuentran en los detalles más pequeños de nuestras vidas cotidianas. La felicidad es buena para la salud, entonces, ¿qué podemos hacer para tener eso?

Sigue leyendo para aprender a ser más feliz. Pronto, la felicidad ya no será un sentimiento que anheles, sino un hábito que experimentas todos los días.

Cómo ser feliz ¿Qué tengo que hacer?

Las personas tienen una tendencia natural a recordar siempre las experiencias negativas, pero olvidan las positivas; sin embargo, gracias a la adaptabilidad, puedes cambiar la forma en que funciona tu cerebro. Puedes entrenarte y buscar trabajos de autorrealización y algún tipo de diversión o hobbies. ¡Cambia tus pensamientos!.

  • Practica mindfulness. Ocupa tu mente con pensamientos positivos, luchando activamente, buscando, trabajando en objetivos, para tener efectos beneficiosos en la mente y el cuerpo, y aceptar la vida presente por lo que es. A medida que fortaleces tu atención plena, puedes centrarte más en alcanzar la felicidad.
  • Medita. Las actividades que promueven la meditación, incluida una oración pacífica prolongada, yoga, Tai-Chi o reflexión espiritual, te ayudarán a desconectar tu mente para concentrarte completamente en este momento presente y dejar que las preocupaciones escapen de tu estado de ánimo.
  • Haga que los pequeños eventos se conviertan en “experiencias” apreciadas. Toma conciencia de un hermoso día soleado; aceptar un cumplido de un amigo. ¿Por qué? Esto capacitará a tu cerebro para ser más feliz reconociendo activamente la belleza de los pequeños momentos y convirtiéndolos en “experiencias” memorables.

Busca lo positivo en todas tus experiencias

El viejo dicho de que encuentras lo que buscas es verdad. Por eso, conviértelo en un hábito de buscar activamente lo positivo en cualquier experiencia. No solo es bueno para tu felicidad general, es bueno para tu salud física y aumenta tu sistema inmunológico.

Acepta las experiencias y los problemas duros como oportunidades de aprendizaje. A veces, parece que no hay nada bueno en una situación o experiencia en particular. Sin embargo, es importante pensar incluso en los mayores contratiempos como experiencias de las que podemos aprender para obtener excelentes resultados en el futuro.

Pensar en positivo puede ayudarte a sanar un trauma emocional

Te damos 3 consejos para descubrir cómo ser feliz:

  1. Cultivar el optimismo. No importa qué eventos ocurran, buenos o malos, el efecto sobre nuestra felicidad es temporal, la felicidad va y viene y tiende a volver rápidamente al nivel de referencia. Algunas personas tienen un nivel de felicidad de referencia más alto que otras, y eso se debe en parte a la genética, pero también está muy influenciado por cómo piensas.El pensamiento positivo es un componente importante de la autoestima y la satisfacción general con la vida. El optimismo también tiende a mejorar sus relaciones personales y laborales.El optimismo es más que solo expectativas positivas. Es una forma de interpretar todo lo que te sucede.  El pesimismo sin embargo no nos ayudará a ser felices puesto que son pensamientos negativos y tenemos que evitarlos para no hacernos daño.Si decimos que “Todo apesta”, “No puedo hacer nada para cambiar esto”, “Es todo por mi culpa” nos estaremos haciendo daño y no nos dejará avanzar hacia la felicidad y el éxito. Desarrollar una perspectiva optimista significa pensar en ti mismo y su mundo en términos limitados y flexibles.El optimismo no niega la realidad de los desafíos, pero interpreta cómo te acercas a ellos de manera diferente.Acumula todas las pequeñas cosas alegres que te pasan durante el día todas ellas suman para conseguir nuestra felicidad. (Imágenes optimistas)
  2. Desafía los pensamientos negativos. A menudo somos nuestros peores críticos. Puede ser fácil caer en la autocrítica. En cambio, desafía los pensamientos negativos cuando aparezcan.

    Pensamientos negativos

    Cómo ser feliz, desafiar a los pensamientos negativos

  3. Cura los traumas pasados.Si te sientes constantemente triste o molesto, es posible que tengas algunos problemas subyacentes de tu pasado que te frenen en el presente. Los traumas del pasado o incluso circunstancias dolorosas como la muerte de un ser querido o una ruptura grave pueden causar una depresión de leve a grave.Los tratamientos comunes para el trauma incluyen terapia cognitivo-conductual, terapia de conversación, terapia de exposición y farmacoterapia. Estas terapias pueden ayudarlo a aprender nuevas formas de pensar y responder a situaciones y procesar sus sentimientos.

Vivir felizmente apreciando las cosas pequeñas

En ocasiones las cosas pequeñas son lo más gratificante. Para vivir felizmente te damos estos 8 consejos que esperamos sigas y de esa manera descubras como ser feliz.

    1. Hazte dueño de ti mismo. Esto significa aceptar y abrazar tus hábitos, tu personalidad, la forma en que hablas / miras, tu voz, todo lo que haces. Recuerda que eres una persona única que tienes valor y eres digna de amor y respeto. Aprender a sentirse cómodo contigo mismo te ayudará a proyectar confianza en los demás y a vivir una vida más feliz.No te disculpes por los rasgos que son parte de ti, como tu personalidad, tu voz o tus hábitos. Si hay rasgos que deseas cambiar, asegúrate de hacerlo por ti y no porque sientas que alguien más te ha dicho que lo hagas. Toma tus decisiones basadas en tus valores, no en lo que otros han declarado que “deberías” hacer o ser.
      Ama tu cuerpo. Es desafortunado que en el mundo de hoy, tanto hombres como mujeres sean bombardeados con imágenes de cómo se supone que “debemos” lucir, vestir o comportarnos. Estos “ideales” pueden causar mucho daño. Pon notas adhesivas con afirmaciones como “Eres hermosa” o “Eres increíble” en tus espejos. Acepta que los cuerpos vienen en una variedad infinita, y el tuyo es único.Haz una lista de tus puntos fuertes. Se honesto contigo mismo. Escribe todo lo que sabes o en lo que eres bueno, sin importar cuán “menor” pueda parecerte. No te compares negativamente con los demás.Ama tu cuerpo y cómo ser feliz
    2. Establece metas significativas para ti. Echa un buen vistazo a tu vida, tus valores y la persona que quieres ser. Establece metas que sean significativas para ti y de acuerdo con tus valores fundamentales.
      Ser realista. Hacer objetivos realistas no significa que debas limitarte a lo que sabes o puedes hacer ahora, solo que reconozcas tu situación y tus capacidades cuando haces tus planes. Mantén tus metas orientadas a la acción. Es vital establecer objetivos que se pueden lograr.
      Enmarca tus metas positivamente. Es más probable que consigas tus objetivos si están enmarcados como algo por lo que estás trabajando, no como algo de lo que estás huyendo.
    3. Elija actividades adicionales que lo hagan sentir mejor. Cuando tengas tiempo sal un rato para disfrutar del aire libre. Puedes pasear a tu perro o salir a trotar, jugar al baloncesto o nadar. Lo principal que debes hacer es elegir relajarte y también mantenerte funcional.En algún momento nos hemos preguntado cómo ser feliz y los científicos han intentado durante años desarrollar una fórmula para la felicidad, y resulta que ser “crónicamente feliz” (es decir, sentir esa satisfacción y satisfacción a largo plazo) sí tiene una fórmula. Los científicos estiman que la fórmula perfecta es más o menos así: 50% de factores genéticos (biología, química cerebral, etc.), 10% de factores circunstanciales (ingresos, trabajo, situación de vida) y 40% de actividad intencional (lo que eliges hacer y piensas).Elegir actividades y experiencias que sean personalmente significativas realmente marcará una diferencia en tu nivel de felicidad.
    4. Enfócate en las personas, en las relaciones positivas, no en las cosas. Las personas que se enfocan en cosas materiales a menudo tratan de compensar otras necesidades insatisfechas en sus vidas. Las personas materialistas son a menudo menos felices con ellos mismos y sus vidas que la gente que está menos centrado en “cosas”. Está bien para apreciar lo que tienes, pero recuerda que las cosas no te traerá alegría.
    5. Sal de tu zona de confort. Los humanos nos ajustamos rápidamente al cambio, y tratamos lo que hay en nuestras vidas con cierto equilibrio  “status quo”. Es por eso que es importante ir más allá de tu zona de confort para impulsar el crecimiento personal.La investigación ha demostrado consistentemente que somos más productivos cuando estamos justo fuera de nuestra zona de confort. Esto se llama la zona de “ansiedad óptima” y nos empuja a tomar riesgos y esforzarnos más porque no estamos familiarizados con nuestra situación. Sin embargo, si vas demasiado lejos de tu zona de confort demasiado rápido, tu rendimiento se desplomará nuevamente. Hay que buscar un equilibrio de estabilidad e intentar cosas nuevas.Tomar riesgos y salir de tu zona de confort ofrece muchas recompensas. Uno de los aspectos más relevantes para tu felicidad es una mayor capacidad de recuperación o la forma en que enfrentas los desafíos inesperados.
    6. Cómo ser feliz con una Sonrisa. La ciencia sugiere que cuando sonríes, seas feliz o no, tu estado de ánimo es elevado. ¡Sonríe siempre que puedas! Sonreír es como un ciclo de retroalimentación: la sonrisa refuerza la felicidad, al igual que la felicidad causa una sonrisa.Sonriendo liberas endorfinas, que están asociadas con el alivio del dolor, y la serotonina, que se asocia con sentimientos felices.
    7. Sigue tu intuición. La intuición puede ser perfeccionada por la experiencia.Siga la intuición en tres dominios o áreas usando: Pensamiento natural relevante, e incorporación de sus sentimientos, deseos y satisfacción en la toma de decisiones.Disfruta aprendiendo algo por tu cuenta usando tus experiencias y aprovecha esas experiencias para tomar una decisión.
    8. Trata a tu cuerpo como se merece. Tu cerebro no es el único órgano en tu cuerpo que merece ser feliz. Asegúrate de hacer ejercicio, tener una dieta saludable y un sueño regular, factores clave para crecer y ser más feliz y así alcanzar altos niveles de satisfacción con la vida, una mejor salud física, para una mayor longevidad.Las personas que son físicamente activas tienen una mayor incidencia de entusiasmo y emoción. Los científicos suponen que el ejercicio hace que el cerebro libere sustancias químicas llamadas endorfinas que elevan nuestro estado de ánimo.
      Come bien. Comer alimentos saludables, frutas y verduras, carnes magras y proteínas, granos integrales, nueces y semillas le da a su cuerpo y cerebro la energía que necesita para estar saludable. Las investigaciones indican que las dietas poco saludables, especialmente las ricas en carbohidratos procesados, azúcares y grasas vegetales industriales, son responsables de la muerte celular, la disminución del tamaño del cerebro y contribuyen a ciertas enfermedades, como la depresión y la demencia.
      Duerme lo suficiente. Estudio tras estudio lo confirma: cuantas más horas de sueño tienes, más feliz eres. Obtener solo una hora adicional de sueño por noche hace que las personas promedio sean más felices.

Cómo ser Feliz e interactuar con otras personas

Las personas no venimos con un manual, y cada uno de nosotros tenemos nuestra propia forma de ser, te dejamos estos 4 tips para que comiences a interactuar y alcances un paso más para descubrir cómo ser feliz.

  1. Mantente cerca de amigos y familiares. Vivimos en una sociedad, donde las personas tienen trabajos con un amplio horario o incluso que tienen que viajar. Hacemos esto porque creemos que los aumentos salariales nos hacen más afortunados, pero de hecho, nuestras relaciones con amigos y familiares tienen un impacto mucho mayor en la felicidad.Si no es posible acercarte a tus seres queridos, comunícate con ellos regularmente. La tecnología como los teléfonos móviles y Skype hacen que sea fácil mantenerse en contacto con las personas que amas, incluso cuando están en el otro lado del mundo.
  2. Se compasivo. La compasión se trata de hacer algo bueno para alguien que lo necesita o para alguien menos privilegiado que tú.Aumenta la felicidad de quienes te rodean dando pequeños regalos. Esto aumentará también tu felicidad; de hecho, el que entrega el obsequio normalmente siente un mayor pulso de dopamina (el neurotransmisor responsable de sentir felicidad) que la persona que recibe el obsequio.
  3. Hacer amigos. Encontrar algo que te apasione profundamente y hacer amigos con quienes puedas compartir intereses similares dará como resultado la misma intimidad.
    Comparte tu felicidad con amigos. Los estudios han demostrado que las personas que comparten abiertamente sus sentimientos positivos con los demás tienen una mayor conexión social que las personas que no comparten.
    Encuentra la felicidad en el tipo de trabajo que haces ahora. Si tienes una visión positiva, hará lo mejor de cualquier trabajo; y si tienes buenas relaciones, no dependerá de tu trabajo para tener un sentido de significado. Encontrarás sentido en las interacciones con las personas que te importan. Utilizarás tu trabajo como una muleta en lugar de confiar en él para darle sentido.
  4. Perdonar. Se podría decir que el perdón literalmente cura el corazón. Si bien no se sabe cómo el perdón afecta directamente su corazón, el estudio sugiere que puede disminuir la percepción del estrés. Sin embargo, a pesar de sus muchos beneficios, es increíblemente difícil de hacer. Afortunadamente, hay pasos que puedes tomar para aprender a perdonar.Recuerda que el perdón es algo que haces por ti, no por la otra persona. Aferrarse a la ira y el odio puede causarte un daño inmenso. Y el perdón no significa negar que la otra persona hiciera algo mal.Recuerda que el perdón no es condicional. Si haces que el perdón continúe en un resultado o acción en particular, podrías estar esperando por siempre. Puede ser difícil perdonar a los demás porque es posible que nunca admitan o sufran las consecuencias de su fechoría. Valora el perdón como una manera de soltar algo que puede lastimarte, no como una forma de garantizar que algo le pase a la otra persona.

Espero que estos consejos de cómo ser feliz resulten de utilidad, y recuerda que la felicidad empieza por pequeñas cosas.

Te puede interesar también

Pin It on Pinterest

COMPARTIR