Imágenes para descargar GRATIS en tu celular

Santa Claus su historia e imágenes

Santa Claus su historia e imágenes

Origen e imagen de Santa Claus

Decir Santa Claus es sinónimo de la navidad, diciembre se ha convertido en uno de los mejores y más esperados meses del año, no solo porque se celebra la finalización de un año entero, sino porque las celebraciones de navidad impregnan de colores y canciones el ambiente.

Navidad es sinónimo de muchas historias que han sido trasmitidas de generación en generación, la historia del nacimiento del niño Jesús, es la más popular y en realidad es debido a él que se celebra la navidad. Sin embargo, existe una figura que representa a la navidad fuertemente por igual, y esta es la de Santa Claus.

Santa Claus es conocido en varios países por diferentes nombres. En países como España y Guatemala se le llama Santa Claus, pero en otros países como Argentina y Uruguay, Papá Noel; otras variaciones en español son San Nicolás y Viejito Pascuero. Así como en países con idiomas diferentes al español, el nombre es adaptado a esa lengua, como Father Christmas, en Inglaterra y Daidí na Nollag, en Irlanda.

¿Quién es Santa Claus?

La figura de Santa Claus que representa al espíritu navideño dando regalos a los niños, nace de un hombre llamado Nicolás de Bari, que nació en la ciudad de Patara (hoy en día un distrito ubicado al sur de Turquía), esto ocurrió en el siglo IV, específicamente en el año 280 d.C.

A pesar de nacer en una familia adinerada, Nicolás era conocido por su gran corazón y generosidad para los niños más desfavorecidos. Siendo aún muy joven Nicolás pierde a sus padres por la peste, así se ve como el heredero de una gran fortuna. El joven Nicolás decide con 19 años donar todo lo heredado a quienes realmente lo necesitaban e irse con su tío, quien era sacerdote de Myra.

Con el tiempo se ordena como sacerdote siguiendo el mismo camino de su tío, y con el paso de los años, cuando su tío fallece, ocupa el cargo de obispo de Myra (el cual tenía su tío). Nicolás continuo trabajando para los más necesitados, y brindó esperanza a aquellos que lo creían todo perdido.

Santa Claus

Nicolás de Bari es un santo patrón en países como Turquía, Rusia y Grecia, porque se le atribuyen varias historias referidas a milagros y acciones propicias de un santo. Una de las más famosas indica que fue capaz de curar a varios niños que habían sido acuchillados a muerte.

También, una de las más conocidas es que un padre pobre que no podía asignarle una dote (dinero entregado al futuro esposo de una mujer) a sus tres hijas, ya se había resignado a no poder casarlas. Pero Nicolás cuando se enteró de la situación y queriendo ayudar sin recibir nada a cambio, entro en la casa de la familia y depositó unas cuantas monedas de oro en las medias que tenían colgando en la chimenea para secarlas. De allí nace la tradición de las medias en la chimenea que serán llenadas con regalos de ser un buen niño.

La obra de Nicolás se extendió de boca en boca por toda Europa de la mano de la fe católica, y más tarde con su muerte (diciembre), se decide que es un buen tributo para su memoria dar regalos a los niños.

La imagen del actual Santa Claus

El concepto del Santa Claus de barba canosa y traje rojo, aunque esta basado en la obra de Nicolás Bari, tiene mucho que ver con las interpretaciones y las caracterizaciones que les han dado las culturas que han tocado a la leyenda.

Así se ha obtenido que Santa Claus vive en el Polo Norte, en una villa con su esposa la señora Claus. Ambos son dos viejitos de aspecto adorable y amable, y son los encargados de guiar a que los duendes que viven con ellos fabriquen miles de millones de juguetes para ser repartidos todos los 24 de diciembre alrededor del mundo.

Por ello un niño debe comportarse bien durante todo el año, y escribir una carta pidiendo lo que quiera para navidad. De no portarse bien, recibirá solamente carbón.

Aunque mucho trabajo, una vez al año Santa Claus en un trineo volador  jalado por sus nueve renos (Rudolph, uno de ellos), recorre todo el mundo deslizándose por las chimeneas de los hogares en los que habitan los niños de un gran corazón.

 

 

Envíar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *