Un resumen de grandes historias de amor

Las grandes historias de amor empiezan con las experiencias de cada uno, y aunque unas son más románticas que otras, cada una de ellas están basadas en eso. El amor, un sentimiento profundo, confuso y desconcertante que paraliza y da paso a otro conjunto de emociones que suavizan el carácter y muestra una cara en la mayoría de los casos más alegre y relajada de los seres humanos.

Las mujeres son las primeras y mayores partidarias de las historias de amor, las cuales datan de la época antes de cristo con la creación de Adán y Eva, hasta las románticas historias de amor y dolor plasmadas en papel y tinta como las shakesperiana Romero y Julieta. Una historia tan romántica como triste, reflejando un dilema social del enfrentamiento de familias enemigas unidas por el amor de sus hijos más jóvenes y la tragedia de perderlos. Esta es una bonita imagen de amor.

Historias de Amor, Romeo y Julieta

Los libros son sin duda los mejores descriptores de las grandes historias de amor. Amor  en todos los niveles son relatados a través de páginas y páginas de escritura creativa, romántica y enrevesada que llega a fascinar a la mayoría de las mujeres. Basados en distintas épocas y variando la temática, descripción de paisajes, personajes, vestuarios y desenlaces, todas buscan hacer de ellas un reflejo patente de los sentimientos de sus protagonistas.

Las películas, sobre todo basadas en novelas con relatos de amor son otra variedad de cuento romántico en movimiento que atrae a un público inimaginable sobretodo de género femenino a disfrutarlas en todo momento. Desde las favoritas como “Titanic”, que cuenta una historia de amor sacada de una tragedia real en altamar o “Mujer bonita”, otra película romántico-cómica que refleja que toda mujer merece un príncipe azul, hasta otras de corte juvenil actual y de estilo sobrenatural como la saga “Crepúsculo” (romance entre humanos y vampiros). Existen muchas grandes historias llevadas a la pantalla grande que han logrado cautivar al público y hacerlos fanáticos de por vida a estos relatos.

[easy-tweet tweet=”Los libros son los mejores descriptores de las grandes historias de amor” user=”365imgbonitas” hashtags=”amor”]

En el mundo real, no solo se trata de encontrar  al amor de tu vida, se basa en encontrar la felicidad a través de todas las circunstancias, todo aquello que se muestre lejano, complicado, difícil, agotador o imposible, pero al final del camino cumples las metas será una nueva oportunidad para renovar el ánimo y buscar alegría en otras latitudes del ser humano. Esta es una etapa del amor. La felicidad y plenitud.

Las grandes historias siempre buscan un final feliz, y a esto las mujeres en general son muy aficionadas. Aunque no siempre este es el caso lo importante es el tiempo de calidad que sobreviven los protagonistas de las narraciones durante sus vidas, tomando en cuenta que el tiempo es relativo y el amor infinito.

Algunas  historias románticas, son protagonizadas por personalidades de la música o la realeza, como el caso del afamado John Lennon y su querida Yoko Ono, quienes se conocieron en una galería de arte y desde ahí surgió un cuento de amor lleno de éxitos y desventuras que se trasformaron en historias para contar con el paso de los años, sin mencionar el fatídico final ocurrido cuando un fan de Lennon lo apuñaló por la espalda. Otra de las más famosas de este siglo es la pareja conformada por el príncipe Rainiero de Mónaco con la bella actriz hollywoodense Grace Kelly, una vida de un romance que inició con una simple sesión de fotos para una publicidad y se convirtió en uno de esos cuentos de hadas con los que las jovencitas sueñan encontrar. Y nada más y nada menos que con un príncipe real con reino y títulos nobiliarios. Esta como otras son casos en los que aunque se vive un intenso amor, la vida misma los separa en el camino. El caso con el matrimonio entre Rainiero y Kelly finalizó con un accidente que los separo de forma permanente.

Otros cuentos de la realeza y con los mal llamados plebeyos es el caso del príncipe Felipe de España enamorado perdidamente de un presentadora de noticias llamada Leticia, un romance que acaba en el matrimonio de los mismos y el nacimiento de sus bellas hijas. Más recientemente el romance, matrimonio y coronación de una mujer común de descendencia latina (argentina) Máxima Zorreguieta con el príncipe de Holanda

La intención de las grandes historias de amor, las reales y las descritas bellamente en las páginas de los libros, tienen la intención de seguir cosechando la cultura de enamorarse, fugaz o permanentemente de alguien, con la simple finalidad de aprovechar los momentos y aprender, que sí existe el amor, en todas sus dimensiones de forma amplia y fuerte, amores de cuentos de hadas que bien pueden llegar a estar plagados de tragedia y desventura, pero el mismo amor con todas sus letras y en mayúsculas.

    Entre sus componentes, se encuentran:

  • Protagonistas; no importa la edad, el tiempo, sexo o entorno, solo se toma en cuenta sentimiento y atracción.
  • Como se conocen y si existe coraje para enfrentar las desventuras
  • Las piedras en el camino, todo aquello que sucede en el intermedio de toda relación. Enfrentamientos, vicisitudes y complicaciones.
  • Superación de los obstáculos en comunión y amor
  • La calma después de la tormenta; los momentos felices y buenos recuerdos
  • El tiempo que dure el amor, siempre manteniendo la llama encendida, la confianza y respeto.

No solo se trata de las historias de los famosos, o las llevadas a la gran pantalla. Son aquellas que viven los ciudadanos de a pie, el amor de juventud que perdura y se convierte en algo sólido y duradero, los reencuentros luego de años de separación, o aquellos que se mantiene a través de la guerra, pobreza, incertidumbre etc.

 Las historias de amor se asientan en colchones de confianza, respiran respeto y consideración, pero las mejores conllevan sacrificios, tragedia, dolor y problemas; para luego ver salir el sol, la calma y esperanza de que el mañana siempre sea mejor.